Irán insta a la comunidad internacional a oponerse a las acciones ilegales de EEUU

Nueva York, 9 de agosto de 2018, IRNA - Teherán considera que cada país miembro de la comunidad internacional tiene el deber de resistirse a las acciones medidas ilegales adoptadas por EEUU, así como a su indiferencia por el cumplimiento de las leyes internacionales, declaró el miércoles el enviado iraní ante la ONU.

La “comunidad de naciones” debería “resistirse a la anarquía y el desprecio por las normas acordadas”, afirmó Gholamali Joshroo, embajador de Irán y Representante Permanente ante las Naciones Unidas (ONU) en una columna de opinión publicada en el diario británico The Guardian.

La comunidad internacional debería “negarse a hacer efectivos los actos irresponsables”, señaló.

El texto completo del artículo de Joshroo es el siguiente:

“Por primera vez en la historia de la ONU, EEUU, un miembro permanente del Consejo de Seguridad con derecho a veto, está empeñado en penalizar a las naciones de todo el mundo; no por violar una resolución del Consejo de Seguridad, sino por acatarla. La resolución en cuestión, la 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU, fue redactada (incluso por los propios EEUU) y aprobada por unanimidad por el Consejo.

“Después de más de un año de puesta en marcha del Plan Integral de Acción Conjunta, conocido también como el Acuerdo iraní, y exigir a Irán que hiciera una serie de concesiones nucleares y no nucleares unilateralmente, finalmente, el 8 de mayo de 2018, la administración Trump abandonó el Plan Integral.

Simultáneamente, Trump firmó un memorando presidencial reimponiendo de nuevo todas las sanciones de EEUU levantadas o suspendidas en relación con el Acuerdo con Irán.

Como resultado de ello, el acuerdo, que supuso la culminación de más de una década de negociaciones y había sido respaldado por la resolución 2231 del Consejo de Seguridad ahora se enfrenta a un momento existencial, especialmente cuando el primer conjunto de sanciones de Estados Unidos entró en vigor esta semana.

La resolución 2231 del Consejo de Seguridad subraya la necesidad de “promover y facilitar el desarrollo de contactos económicos y comerciales normales y la cooperación con Irán” como parte esencial del acuerdo, e insta a todos los estados miembros a apoyar su implementación, incluyendo el acceso de Irán en los ámbitos comerciales, tecnológicos, financieros y energéticos, y abstenerse de las acciones que puedan socavarlo.

“Como parte del propio Plan Integral, EEUU, junto con los otros firmantes, se comprometieron a abstenerse de cualquier política destinada a afectar directa o negativamente la normalización de las relaciones comerciales y económicas con Irán.

Sin embargo, la administración Trump está ahora impidiendo a todos los países del mundo que vuelvan a comprometerse económicamente con Irán en conformidad con sus obligaciones y en virtud de la resolución 2231 del Consejo de Seguridad.

La retirada de EEUU y la reimposición de sus sanciones suponen una grave violación de sus obligaciones legales en virtud de la Carta de la ONU, que implica su responsabilidad internacional.

La comunidad internacional debe actuar frente a esa intimidación internacional y su afrenta al orden jurídico internacional.

Lo que ha hecho la administración Trump, a través de las amenazas de venganza económica contra los países que continúen sus lazos económicos con Irán, es militarizar su economía.

Supone un claro rechazo a la diplomacia y el multilateralismo; un claro llamamiento a la confrontación más que a la cooperación; una abierta invitación a recurrir a la lógica de la fuerza en lugar de la fuerza de la lógica.

Ese comportamiento imprudente y amenazante por parte de la administración Trump lo hará responsable de las consecuencias adversas consiguientes, y deberá rendir cuentas por el flagrante incumplimiento de sus obligaciones en virtud del Plan Integral: por las consecuencias de sus actos ilícitos contrarios a los estatutos de la ONU y el derecho internacional; y por los perjuicios y daños irreparables que ha causado a Irán y sus relaciones comerciales internacionales.

A pesar de que la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) ha confirmado el cumplimiento iraní en casi la docena de sus informes periódicos, el comportamiento de los Estados Unidos ha sido abismalmente opuesto antes del abandono y persistentemente en flagrante violación de la letra, el espíritu y el objetivo del acuerdo casi desde su inicio.

Las agencias e instituciones del gobierno de EEUU, activa y consistentemente trataban de disuadir y desanimar a las empresas de comprometerse con Irán.

La abdicación al acuerdo por parte de la administración Trump supone una tragedia para la diplomacia multilateral y dejará una profunda cicatriz en la credibilidad ante las necesarias iniciativas diplomáticas durante algún tiempo. El espectro del unilateralismo extremista, la brutal intransigencia y la disolución de las instituciones mundiales vitales son una amenaza no solo para mi país, sino para todas las naciones.

Puede ser tentador esperar el paso proverbial de la tormenta, pero en estos momentos ya no resulta un enfoque sostenible.

Creemos sinceramente que todos y cada uno de los países miembros de la comunidad de naciones tienen el deber de resistirse al desorden y al desprecio por el estado de derecho en las relaciones internacionales; en particular, rechazando a dar efecto a las irresponsables medidas y responsabilizando a cualquiera que viole la ley de las consecuencias de sus actos”, concluyó Joshroo.

1233**

Síganos en: https://twitter.com/irna_es



برچسب ها